Qué ver en Lake District

El condado de Cumbria, al noroeste de Inglaterra, alberga el conocido y turístico Lake District (Distrito de los lagos) el parque nacional más visitado del país. Es famoso por sus espléndidos paisajes de lagos y montañas y por las muchas actividades al aire libre (senderismo, ciclismo, excursiones a caballo, etc.) que ofrece la región, muy apreciada por los amantes de la naturaleza. Además cuenta con la cima más alta de Inglaterra, Scafell Pike, de 978 metros sobre el nivel del mar.

Increíble paisaje en Lake District 
Si vas a Inglaterra, y tienes la oportunidad, te animamos a que alquiles un coche y te aventures a conducir por la izquierda, si nunca lo has hecho es toda una experiencia, y por supuesto te animamos también a que hagas una visita a esta zona y te dejes cautivar por sus verdes paisajes, recorriendo sus rincones hasta que el cuerpo aguante.


Podemos acceder a esta región desde la autopista M6 tanto si viajamos de norte a sur, como si nos dirigimos hacia el norte, tal y como hicimos nosotros. En primer lugar, recomendamos la visita a la localidad de Ambleside, a orillas del lago Windermere, el más grande de la zona, donde hay un bonito embarcadero plagado de cisnes. En Ambleside toparemos con la curiosa Bridge-House del siglo VII, encima del río. Es increíble pensar que una construcción tan antigua ha sido testigo del paso de tantos años mientras Ambleside evolucionaba a su alrededor.

Windermere Lake desde el embarcadero de Ambleside 
Al sur de Ambleside y muy cerca, podemos visitar Bowness-on-Windermere, donde os recomendamos que callejeéis por sus calles y donde también se puede disfrutar de una visita al museo-exposición, para niños y adultos del mágico mundo de Beatrix Potter, The World of Beatrix Potter Attraction. En este bonito pueblo tendremos la oportunidad de cruzar el lago con el transbordador hasta Far Sawrey donde podremos visitar la casa donde vivió Beatrix Potter, la creadora del famoso Peter Rabbit y otros personajes.

Windermere Lake desde Bowness-on-Windermere 
Después de haber callejeado por Ambleside y Bowness-on-Windermere, y haber sido atraídos por los mundos de Beatrix Potter, recomendamos dirigirse hacia el norte por la A592 o Kirkstone Pass, el paso más alto de Lake District, que nos lleva hacia el valle de Ullswater. De camino, uno no puede evitar sentirse engullido por las montañas que le rodean y los increíbles paisajes que éstas van formando. Es por ello que aconsejamos no tener prisa en realizar este trayecto, para poder disfrutar realmente del mágico espectáculo que hay alrededor.

Kirkstone Pass hacia Ullswater
Cascada Aira Force 
Desde esta misma carretera, y una vez bordeando el lago de Ullswater, podremos tomar un desvío para ir a visitar la cascada más conocida de la zona, la llamada Aira Force de unos 20 metros de altura. Para llegar a ella, habrá que aparcar y adentrarse en el bosque caminando. Es una visita imprescindible.

Si se dispone de tiempo suficiente, otros lugares muy fotografiados y de merecedores de una visita son el lago Buttermere, y los círculos de piedras de Castlerigg, cerca de Keswik, y el de Long Meg and Her Daughters (Long Meg y sus hijas), cerca de Penrith. El círculo de piedras de Castlerigg es probablemente el más visitado de Cumbria y merece la pena por ser su situación la más impresionante de entre todos los círculos de piedra de la zona. Se encuentra en la meseta Castlerigg Fell y Chestnut Hill y desde el centro del círculo se pueden ver algunos de los picos más altos de la región. El acceso es gratuito.

Brougham Hall en Penrith
Penrith, a pesar de ser uno de los puntos de acceso en tren al Parque natural de Lake District, este se encuentra a unos 5 kilómetros fuera del parque y es allí donde muchos turistas toman su primer contacto con la zona. En esta localidad encontramos las ruinas del Castillo de Penrith, el Clock Tower en el centro de la ciudad y Brougham Hall que fue escenario de una de las sangrientas batallas entre ingleses y escoceses.


A unos 15 minutos al sur de Penrith por la M6, se encuentra el Lowther Castle & Gardens, un castillo impresionante del siglo XIX, aunque un poco dejado de la mano de Dios y cerrado al público cuando nosotros lo visitamos, a día de hoy creemos que lo han restaurado y ya es visitable.

Lowther Castle & Gardens
Si aún nos quedan ganas de seguir explorando el norte de Inglaterra, podemos abandonar Lake District desde Penrith y dirigirnos por la M6 a Carlisle, que está a 30 minutitos en coche. Allí podemos visitar Carlisle Castle, el castillo de la ciudad, muy bonito y recomendable.

Carlisle Castle 
Muy cerca de Carlisle, no tendremos excusa para una obligada visita a ver el Hadrian’s Wall, el muro defensivo que ordenó levantar el emperador Adriano, y que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987. Los restos del muro, prácticamente, atraviesan de lado a lado Inglaterra ya que el muro original lo hacía, y es de locos pensar en verlo entero, aunque es verdad que existe la posibilidad de recorrer gran parte en bicicleta. 

Restos del Hadrian's Wall (muro de Adriano) 
No obstante, nosotros os recomendamos algunos de los fuertes en ruina desde donde poder ver, también, partes del muro, como Birdoswald Roman Fort y el Housesteads Roman Fort. Existen más fortalezas a lo largo del muro, pero consideramos que ver estas dos es suficiente para hacerse una idea de lo que fue el Muro de Adriano. Dejamos el resto de fortalezas para los apasionados de la arqueología y para quien disponga de tiempo, que seguro que también merecen la pena.

Housesteads Roman Fort



0 comentarios:

Déjanos tu comentario acerca de esta entrada