Cosas a tener en cuenta cuando compras una maleta

En nuestros viajes hay elementos que en unas ocasiones nos llevamos y en otras no, por ejemplo las aletas de buceo, la crema solar, los abrigos o las gafas de sol, pero hay un elemento que nunca falta: las maletas.
Para nosotros una buena elección de maletas es esencial, entre otras cosas porque dependiendo de la duración del viaje y sus expectativas de regresar con compras, podemos llevar hasta cuatro maletas: dos de mano y dos para facturar (nosotros somos dos), es decir ¡cuatro maletas! Más vale dedicarle un poco de tiempo a hacer una buena lección.

Cosas a tener en cuenta cuando compras una maleta. Viajar es vida.

7 recomendaciones a la hora de comprar una maleta


1. Utilizar maletas expansibles.


Todavía recuerdo hace muchos años el día que descubrí que una de las maletas que me habían prestado se podía expandir ¡cómo no se les había ocurrido antes! Después de llevar un buen rato tratando de cerrar la maleta descubrí que el problema se solucionaba simplemente tirando de una cremallera. Creo que se trataba de una maleta Samsonite, aquí tenéis el enlace a la web oficial de esta marcaAsi que ya lo sabéis, si tenéis pensado volver con más carga de la que vais comprar maletas expansibles.


2. Comprar las maletas todas a la vez


Como los viajes los hacemos siempre juntos las maletas suelen “envejecer” al mismo tiempo y por eso cuando toca renovarlas compramos un juego completo. Además existe un motivo estético para comprar juegos de maletas iguales. No queda bien que cada maleta sea de formas y colores diferentes.
En cualquier caso dependiendo del lugar donde las compres te suelen salir más baratas si las adquieres todas a la vez ¡dedica tu tiempo a viajar y no a ir cada dos por tres a comprar maletas!




3. Asegurarse de que caben unas dentro de otras


A la hora de guardar las cuatro maletas en realidad ocupan el espacio de dos, porque las de mano las metemos dentro de las que facturamos, y de hecho a su vez también metemos otros objetos más pequeños dentro de las de mano, como si fueran una muñeca rusa. 

4. Asesorarse en webs especializadas


Nosotros cuando necesitamos asesorarnos sobre las últimas novedades utilizamos una web que se llama “Mi maleta”, os dejamos un enlace a la pagina de inicio de MM 
Más que nada porque hay bastante variedad , son expertos y puedes encontrar los mejores modelos baratos.


5. Asegúrate de que tengan ruedas


Parece una obviedad a estas alturas, pero las maletas tienen que tener ruedas. Las hay que solo pueden ir en un sentido y las que giran dependiendo de hacia donde las empujes. Esta diferencia la notarás cuando pases por el pasillo del avión o por ejemplo cuando quieras entrar en un urinario de un aeropuerto y tenga espacios estrechos. Suena chistoso, pero si compras una maleta con ruedas fijas te lamentarás de no haber hecho caso a este párrafo.




6. Asegurarse de que tiene doble fondo


Los bolsillos son extremadamente útiles, pero el doble fondo es casi imprescindible. Abrir una maleta y que no tenga doble fondo aparte de que suele arrugar más la ropa te hace perder tiempo en tener que sacar las cosas si lo que buscas está en el fondo.
Un consejo: guarda la ropa haciendo rollos

7. ¿Estás seguro que necesitas una maleta? 



Las maletas pueden ser muy bonitas, pero ¿has tenido en cuenta de si vas a subir muchas escaleras? ¿vas a un país con buenas aceras?. Quizás lo que necesites realmente sea una mochila y no una maleta. Por otra parte hay según que hoteles en que una mochila está fuera de lugar.

0 comentarios:

Déjanos tu comentario acerca de esta entrada